Un líder para una comunidad

Un hombre de 49 años es un fiel seguidor de Dios, apasionado por la lectura y el olor a campo, con una vida llena de sueños y metas por cumplir. Él es Edilberto Donato siempre lleva en su rostro una sonrisa contagiosa, tiene un amigo fiel es su perro (Mateo), Mateo lo acompaña en cada tarea que desarrolla en el día Edilberto dice “este animalito siempre está conmigo y merece estar en cada una de mis aventuras”.

Ama el campo tiene una finca familiar que visita todos los días, siembra aguacate, plátano y yuca, “en la finca me crie y cuando voy reviven mis recuerdos” dice Edilberto.

Lo que más apasiona a Edilberto Donato es el bienestar de la comunidad, el querer ver una equidad social, él es un líder comunitario un hombre preocupado por los derechos que tienen los demás, siempre busca que su comunidad esté en las mejores condiciones, esta idea surgió al ver la falta de compromiso e interés que tenía ISAGEN en su vereda, siempre se preocupaban por el bien común y nuca se preocupaban si las personas de la vereda estaban siendo perjudicadas, la finca de Edilberto limita con los previos donde está ubicada la empresa ISAGEN en un tiempo esta empresa tomo la decisión de encerrar el lugar, sin ver que perjudicaban muchísimas fincas entre ellas la de este líder, por esta acción nace las ganas y la valentía de un ser tan pequeño luchar por sus amigos y él contra una empresa tan grande, él llega a su pueblo Norcasia Caldas, va y habla a la alcaldía no recibe solución alguna, va al juzgado y menos.

Decide empezar a indagar, investigar y leer aquí también nace esta pasión “mi sueño siempre fue ser abogado, luchar por pequeñas causas” nos cuenta Edilberto. Empieza leer y darse cuenta de que no era justo lo que hacían al encerrar los predios, puso derechos de petición, reuniones entre las personas de la comunidad y los dirigentes de la empresa él nos dice “después de mucho pelear no pudieron encerrar”.

Con todo esto nace un gran líder, una persona que no se deja de nada ni de nadie, es un hombre que piensa que para todo hay solución, luchando de una manera pacífica y con argumento “la clave para ganar cualquier pelea siempre será un argumento bien fundamentado y saber mucho del tema, leer es importante” expresa un líder comunitario.

A partir de ese momento ha estado representando a su municipio en Manizales, Bogotá y distintas ciudades. Ser líder le ha traído amigos enemigos aunque siempre todos se han beneficiado, tiene un grupo de amigos que siempre le colaboran para ayudar a alguien, sea desde una obra de caridad a una ayuda monetaria por algo que necesita en el momento. Con ayuda de la comunidad han colaborado para poner un techo, para un enfermo, para una integración de vecinos. Dice “soy evangélico, pero si la comunidad necesita hacer el mejor pesebre y alumbrado navideño para ganar un marrano o cualquier otra cosas ahí estoy yo colaborando, mi mayor felicidad es ver feliz mi gente”

Es un hombre que no se deja intimidar de nada ni de nadie por grande que sea, siempre piensa en un bien colectivo, para todo en la vida hay solución y todo lo que ha aprendido es gracias a la lectura y acciones que realiza en su diario vivir, él se despide con una frase “trabajemos por un bien colectivo, la vida no se hizo para estar solos”.

Entradas relacionadas

Deja tu comentario