Sin propina por hoy…

La pandemia que se vive a nivel mundial por estos días producto del virus Covid-19 de Wuhan, China, ha golpeado de forma catastrófica a la mayoría de las economías de múltiples países y Colombia no es la excepción. Desde el transporte hasta el sector manufacturero y las construcciones, en diferentes entornos se han visto las consecuencias del paro obligado de las producciones; en este trabajo nos enfocaremos en un punto específico, LOS RESTAURANTES.

Desde la confirmación del primer caso de Coronavirus en el país el pasado 6 de marzo, las ventas de los establecimientos de esta índole se han visto reducidas a unos niveles muy inferiores a la normalidad de sus ingresos; El fin de semana comprendido entre los días 6 y 9 de marzo  fue la primer caída, mostrando estadísticas de ventas de un 50% menos a las esperadas entre un sábado y domingo en condiciones ordinarias (Acodres).

Sin embargo este no fue el único golpe sufrido por este gremio en el mes, ya que la semana siguiente se presentó otra debacle del 24,5% en las ventas de restaurantes a nivel nacional; fueron Bogotá y Medellín las ciudades más afectadas por esta tendencia.

Con el inicio de la cuarentena (13 de marzo) el panorama no fue muy distinto al inicial, con las personas en aislamiento preventivo obligatorio, la mayoría de restaurantes cuya modalidad de servicio al cliente es personalizado se vieron en la obligación de parar actividades económicas, a enviar a su personal a vacaciones  imprevistas o en los mejores casos limitarse a ofrecer únicamente productos a domicilio; esto llevó a las ventas a caer un 46% más, llegando a un total general del 67% en puntos rojos.

A pesar de la activación de algunos sectores prevista para el día 27 de abril, la realidad es que la normalización de producción del sector gastronómico aún se ve muy alejada por las medidas de protección de la población lo que puede significar en un futuro cancelación de contratos para chefs, meseros, Bar tenders y demás y en los peores casos cierres permanentes de establecimientos debido a las pérdidas insalvables.

Entradas relacionadas

Deja tu comentario