SEMANA SANTA EN PANDEMIA: Restricciones VS Espiritualidad

Durante los días de semana santa de este 2021 el jueves 1, viernes 2, sábado 3 y domingo 4 de abril fueron decretadas unas medidas de bioseguridad en todas las regiones, debido a la alerta de aumento en casos de coronavirus, situación que entristeció bastante a los fieles creyentes quienes esperaban que el presente año, la celebración cristiana pudiera ser llevada a cabo de manera normal como es costumbre en Colombia cada año, teniendo en cuenta además que la pasada semana santa fue también opacada por el ya mencionado virus.

Sin embargo y a pesar de la las medidas tomadas, los fieles creyentes hicieron frente a la situación y no dejaron de lado la fe y conmemoraron una vez más la Pasión de Cristo, de una manera diferente pero con la fe y la espiritualidad intacta, pues precisamente de eso se trata esa semana de pascua, al respecto algunos sacerdotes concientizaron e hicieron ver a los feligreses que la importancia de la semana santa no estaba tanto en estar de cuerpo presente en los templos y procesiones, sino que lo mas importante a la hora de celebrar la pascua era estar espiritualmente cerca de Dios, viviendo y siguiendo los días santos.

Precisamente Iván Darío Olaya Sánchez, presbítero de la diócesis de Caldas dirigió sus palabras a la comunidad expresando el reto que significaba celebrar una vez mas la semana santa en cuarentena, pero manifestó que este “era un llamado que nos esta haciendo el Señor a redescubrirnos y poder celebrar los días santos de una manera mas genuina, a intentar celebrar no desde la religiosidad sino desde la espiritualidad” dijo Olaya por medio de un podcast realizado por Sextante Digital, en la entrevista el Presbítero también habló de lo difícil que debe ser para la comunidad la situación, ya que sabe que es un país acostumbrado a vivir la celebración en multitud, pero agrega que aunque “esta vez fue distinto, que bonito fue también celebrar la semana santa con un carácter de solemnidad”

Por su parte el Presbítero Diego Fernando Bedolla Bonilla dijo que las circunstancias nos habían obligado a celebrar la semana santa de manera virtual, lo que no significaba que hubiera sido cancelada la pascua sino que simplemente había cambiado de modalidad, “las procesiones fueron canceladas, no solamente por una orientación del vaticano sino también por orientación de nuestra arquidiócesis de Medellín, tuvimos solamente celebraciones litúrgicas que fueron transmitidas por los medios de comunicación” Expresó Bonilla, por otra parte para nadie es un secreto que muchas personas han tenido la duda que por no asistir presencialmente a la celebración de la semana santa, esta perdería sentido, a lo que el Padre respondió lo siguiente “No, porque lo que cuenta es la actitud del corazón, porque estamos volviendo a la experiencia sencilla, original de las primeras comunidades cristianas que celebraban en casa”

Finalmente concluyo que para quienes de corazón quisieron vivir esta semana Santa con fe y espiritualidad, las condiciones obligadas por el coronavirus no impidieron que fortalecieran su alma con dicha celebración y fueron muchas las familias que disfrutaron la pascua desde casa a través de los diferentes medios de comunicación, pues como expresaron los Pbros. Olaya y Bonilla la pascua no depende de asistir o no a las iglesias, sino de la disposición del corazón, la fe y espiritualidad de cada persona, de modo que se puede afirmar que la espiritualidad pudo mas que la pandemia y las restricciones por esta.

Entradas relacionadas

Deja tu comentario