Restauración vial de Mariquita, Tolima

San Sebastián de Mariquita es un municipio ubicado en el norte del Tolima, fundado en agosto de 1551. Su importancia se deriva de su actividad minera durante el virreinato.

Entre las principales actividades económicas de Mariquita-Tolima, están: la agricultura, cultivo de caña, ganadería, comercio y la producción de frutas, por lo que es conocida como la capital frutera y capital del mangostino (manjar de dioses o fruta de reyes). El municipio cuenta con vías rurales y urbanas, que se encuentran en mal estado. Debido a la actividad económica agrícola, las vías requieren de un mantenimiento permanente para el desarrollo óptimo del pueblo.

Tras la pandemia se ha establecido el cierre en la contratación de maquinaria, la cual ha influido en que las calles se deterioren mucho más y la falta de mantenimiento limita el desarrollo del municipio debido a que impide que los transportadores de alimentos, y sus productos, puedan salir. Se suma que muchas de las carreteras han cumplido su vía útil, es decir, los ingenieros no consideran pertinente el re-parcheo, sino que es necesario reponer el pavimento; se levanta el que hay, y se hacen vías nuevas.

Hace más de ocho años no se realiza un plan de infraestructura, lo que se lleva a cabo son estudios y diseños; se hace el presupuesto de las vías que se proyecta pavimentar a través de licitaciones públicas, es decir, se realiza una convocatoria o concurso que es publicado en un Sistema Electrónico de Contratación Pública (SECOP), y la población accede, presenta su propuesta y se selecciona la más económica y que cumpla con todos los requerimientos técnicos, financieros y demás.

Actualmente se está realizando la obra de pavimentación de la calle cuarta. El municipio no cuenta con los recursos necesarios para estas obras, por lo que se consiguen a través de la gestión de entes departamentales y nacionales, por regalías. Para este proyecto, tenemos un fondo de 1.920 millones de pesos. Para el presupuesto es necesario realizar estudios, diseños y se añade una parte para ítems imprevistos. También se tienen unas pólizas de cumplimiento, cuya finalidad es que estas obras se entreguen en óptimo estado a los mariquiteños. Todos estos proyectos deben entregarse en la rendición de cuentas, al municipio.

El pueblo tiene muchas vías por seguir arreglando o haciendo reposición vial, y para ello se necesitan miles de millones de pesos con los que no cuentan; así que, lograr que todas las vías estén en óptimo estado, es un tema secuencial. Según lleguen los recursos, se mira qué tan prioritario es la pavimentación urbana y el mantenimiento de las vías rurales (47 veredas) y así ser destinado el uso de los fondos.

Entradas relacionadas

Deja tu comentario