Reservado, pero fotogénico

Vivimos un mundo donde el hacerte notar en público y que mucha gente te siga en redes sociales te hace una persona innovadora y líder, con la capacidad de mover masas, cambiar pensamientos, rutinas, ideas, costumbres entre muchas otras cosas que para una persona reservada y un tanto callada sería un reto casi imposible de alcanzar, pero Juan Fernando nos demuestra que no es necesario llevar una vida rodeada del ojo crítico de las personas para poder cambiar perspectivas y realidades.

Fernando es estudiante de noveno semestre de Comunicación Social Periodismo, dice que la forma más bonita para plasmar un recuerdo es la selfie, y que hacerse este tipo de fotografías le causa mucha emoción, ya que se autorretrata con frecuencia para poder observar con el tiempo sus cambios tanto en lo personal como en sus rasgos físicos.

Es un apasionado por los paisajes, pero también por los lugares más cultos y reservados en los cuales no desaprovecha un solo instante para dejar en su galería una foto más para el recuerdo, quizá también una más para poder compartir con sus familiares y amigos.

Entradas relacionadas

Deja tu comentario