Para Sergio Vélez, los sueños no tienen límites

Un joven aguerrido a sus sueños y un apasionado por el fútbol, así se define Sergio Vélez o «Checho» como lo llaman sus amigos. Vélez nos habla de su pasión por el balonpié y las anécdotas que este deporte le ha dejado en su vida.

A los 15 años llegó la primera recompensa a su dedicación, esfuerzo y la disciplina con la que practica este deporte, pues luego de haber jugado el Torneo Internacional de las Américas 2015 en la ciudad de Cali, por su buen rendimiento, un empresario se lo llevó, junto con Cristian y Sebastián,sus amigos desde hace varios años, a jugar en México al Real Valladolid a la categoría Sub-17, en el estado de Yucatán. Agrega que allí solo jugaron durante seis meses, y que después, junto a su compañero y amigo Cristian, fueron traspasados a Lobos BUAP, un equipo profesional que quería tenerlos en sus divisiones menores, en la categoría Sub-18.

En éste nuevo equipo se mantuvo durante un año, lamentablemente el 8 de junio de 2016, en un partido sufrió una rotura del ligamento cruzado en la rodilla izquierda y tuvo que regresar a Colombia. Después de la lesión cuenta que no volvió a ser el mismo, su rendimiento bajó, su motivación y estado emocional influyen considerablemente en su proceso de recuperación.

Manifiesta que ha pesar de todo lo sucedido, pronto pudo recuperarse y toma una decisión que marcaría una nueva temporada en su vida, su ingreso a la Corporación Universitaria Minuto de Dios, en el 2017, para el segundo semestre del año. en el programa de Comunicación Social-Periodismo. “Me inscribí en esta carrera porque me di cuenta que ya era imposible volver a jugar al mismo nivel en el estuve alguna vez y si así era complicado, ahora menos, entonces traté de reinventarme y buscar a través del periodismo deportivo la oportunidad de disfrutar de lo que me apasiona y pues aquí estoy, intentando cumplir mi sueño de la forma que sea posible”.

Con su voz quebrantada, agrega que “éste es uno de los golpes más duros que me ha dado la vida, pero que con el apoyo de mi familia y amigos he superado y ahora sigo disfrutando de la pasión por el fútbol, algunas veces desde dentro de la cancha cuando juega con el equipo de la universidad en los torneos universitarios o en el torneo interno entre los equipos de las facultades y en otras ocasiones cuando va al estadio, Atanasio Girardot, a ver al equipo de sus amores, Atlético Nacional.

Desde que Sergio ingresó a la universidad, se incorporó al equipo de fútbol y decidió afrontar el reto de volver a jugar y exigirse, ésto le sirvió para volver a mostrar sus capacidades y el talento que alguna vez lo llevó a salir del país. Desde entonces ha vestido los colores, amarillo y azul, en representación de Uniminuto,  hace parte del equipo Rosario Central, para disputar los torneos internos, equipo dirigido por Juan Diego Martínez, que durante los torneos: Copa Libertadores Uniminuto y Torneo Uniminuto, han salido campeones en ambas ocasiones.

Actualmente Sergio se encuentra en un proyecto junto a unos compañeros, colegas y amigos, hace parte de 16con50 Sports, un programa deportivo conformado por grupo de jóvenes apasionados por el deporte y el periodismo. Según cuenta él joven, ésta idea surgió luego de hacer parte de un grupo de trabajo de Q’hubo Radio, en Medellín, donde cubrieron el ‘Baby Fútbol 2020’, que se celebra cada año, y donde participan equipos de categorías Sub-10 hasta la Sub-13, torneo del cual han nacido grandes figuras del balompié colombiano como James Rodríguez, Juan Fernando Quintero, entre otros…

El proyecto consiste en la un canal deportivo en Instagram, Facebook y You Tube, inicialmente el programa pasó a ser parte de la emisora comunitaria de Barbosa, Antioquia, llamada Brillante Estéreo 88.4 FM, desde entonces, Sergio ha empezado a dar sus primeros pasos como periodista deportivo y reportero, escribiendo algunas crónicas y entrevistas a personajes importante dentro del mundo deportivo.  

De esta manera Sergio Velez, próximo cumplir 20 años, el 29 de mayo, busca encontrar su camino en la vida, hacerse  un nombre dentro del periodismo deportivo y convertirse, porque no, en algún momento, en un referente para las generaciones futuras en el medio.

Entradas relacionadas

Deja tu comentario