Mujeres Colombianas: inequidad laboral y salarial

Tras la conmemoración del día internacional de la mujer, el Departamento Administrativo Nacional de Estadística (DANE) en su sitio web afirmó que actualmente en Colombia hay 23.312.832 mujeres. Así mismo, es necesario mencionar que en el país las mujeres luchan por la igualdad de género y reducción de las brechas que se evidencian principalmente en el ámbito laboral y la inequidad salarial.


En entrevista con El Tiempo, la Escuela Nacional Sindical (ENS) indicó que el sector de servicios comunales y sociales es en el que más presencia tiene el género femenino, con un 66,3%. Le siguen trabajos relacionados con intermediación financiera (57,5%) y el sector de comercio, hoteles y restaurantes (50,8%).


De igual modo, la entidad evidenció que las mujeres siguen muy alejadas de trabajos asociados a los hombres: la construcción (5,4%), el transporte, almacenamiento y comunicaciones (14,9%) y la explotación de minas y canteras (15,9%) fueros los sectores que menos presencia femenina.


Si bien es cierto que en comparación a 20 años atrás, en el país las mujeres han ido tomando mayor protagonismo y empoderándose a través de la participación social y laboral, actualmente siguen ocupando los empleos más precarios, muchos de ellos en el mercado laboral informal o en empleos pocos remunerados y valorados, donde cumplen horarios laborales estrictos, pero el salario sigue siendo precario.


Las más desempleadas


La reciente publicación de Semana, mostró el aumento del desempleo en Colombia en lo que va corrido del año 2021, donde incrementó el 17,3% la tasa de personas que se encuentran sin una ocupación laboral. Teniendo las mujeres tienen una brecha salarial de 18,1% con respecto de los hombres, donde su tasa de desempleo es superior ubicándose en 14% para 2019 y 23% para las mujeres jóvenes.


Por otro lado, el portal web de Cedetrabajo, reveló que las mujeres en Colombia tienen un mayor nivel educativo, pero tienen menor participación en la ocupación, el promedio de años de educación de las mujeres ocupadas es de 10 años, mientras que el de los hombres es de 8,8 años. Siendo menos favorecidas tras la presencia de la discriminación salarial, la precariedad y la pobreza femenina.


De igual modo, los oficios del hogar no representan un ingreso para la familia ni son considerados como una ocupación formal; es por ello que 61% de las mujeres económicamente inactivas realiza este tipo de oficio, un porcentaje bastante elevado comparado con el 10,1% de los hombres que se ocupan del hogar. También existe el 29.3% de las mujeres que no trabajan ni estudian y 8.9% se dedican a otras actividades o bien están incapacitadas para trabajar.


Así mismo, el artículo publicado por Coomeva acerca de la mujer y el trabajo, demuestra que la inequidad salarial de las mujeres respecto de los hombres en Colombia se calcula en un 20% y más. A escala mundial, se estima que la brecha de remuneración entre hombres y mujeres es de 22,9%.


Juan Daniel Oviedo, el director del DANE, ha informado que los hombres ganan 21% más que las mujeres con el mismo nivel educativo y establece que no se trata solo de un asunto de ingresos, sino también de generación efectiva de oportunidades y estudios realizados por la Facultad de Economía de la Universidad ICESI de Cali evidencian que las mujeres llegan a ganar desde un 25% hasta un 33% menos que los hombres.


Equidad laboral con enfoque de género


Marelvis García, Psicóloga Colombiana y especialista en pedagogía y docencia, en entrevista publicada en el canal de YouTube, expresó que para ella lo más difícil de ser mujer ha sido abrirse campo dentro de una sociedad donde aún no existe una equidad de género y se ven brechas laborales entre el género masculino y femenino.


Concluyó indicando que “para lograr una equidad de género en nuestro país hacen faltas políticas públicas enfocadas a disminuir dicha brecha, en el que a las mujeres se les den cargos donde se puedan fortalecer los campos de acción de la mujer colombiana”.


De igual modo, el Ministerio de Trabajo dentro de su portal oficial, promueve el cumplimiento de la ley 1257 de 2008 y particularmente el decreto reglamentario del sector Trabajo el 4463 de 2011. En ese marco normativo el Ministerio del Trabajo tiene entre sus obligaciones la promoción de los derechos humanos de las mujeres en el mundo del trabajo. Donde se destaca la presencia de factores culturales ligados a la estructura patriarcal, limita el ejercicio de estos derechos, son de gran influencia entre las profundas brechas existentes.


Por otro lado, expone la importancia del enfoque de género, orientado a observar, estudiar y transformar las diferencias culturales, económicas y políticas en la construcción de la condición y posición de hombres y mujeres, que generan desigualdades y se expresan en situaciones de discriminación y exclusión social. La progresiva incorporación de este enfoque en el ámbito de planificación y gestión pública emerge de la necesidad de apreciar y valorar la realidad desde una perspectiva de justicia e igualdad.


Finalmente, el panorama para las mujeres en el país sigue siendo crítico, puesto que únicamente el 29% de ellas cotiza cesantías y el 21.7% pensiones obligatorias, según estudios de la Escuela Nacional Sindical.


De la misma manera, se puede deducir la necesidad de creación de políticas públicas en el que se reconozcan las diferencias de género existentes y a través de ellas, se propongan políticas y alternativas laborales inclusivas, ya que las mujeres colombianas están desprotegidas social y laboralmente, donde solo 3 de cada 10 mujeres trabajadoras tiene alguna cobertura, siendo evidente la discriminación ocupacional y salarial.

Entradas relacionadas

Deja tu comentario