La vida cotidiana en la pedagogía radiofónica

Radio

La vida cotidiana no es simplemente dejar pasar tu vida es hacerla conocedora de múltiples dimensiones y relatos. Es como lo afirma Daniel Prieto: “Por vida cotidiana entendemos lo más cercano a nuestra intimidad, la relación en el seno de los espacios humanos que nos acogen en la existencia, las primeras miradas, las primeras caricias, las primeras violencias incluso; las interacciones con quienes tejemos lazos más fuertes, el espacio del barrio; el lugar social donde construimos nuestra manera de ver y de ser”.

La radio es una de las fuentes a una buena educación, en conocer los gustos de quien la escucha. La radio puede ser tan absorbente que te ayuda a contemplar múltiples cosas: la música, los relatos, los protagonistas… Sabe representar el término de oral, donde no necesitamos ver quién está detrás del radio para estar seguros. También es la forma como se interpreta desde aquella cabina, una crónica, noticia y entrevista, que todas estas pueden llegar a tener un mismo sentido (la vida cotidiana) y es algo que pasa, y donde nos gusta mantenernos informados.

Como dice el experto en comunicación rural Bruce Girart: “Esa pasión se deriva del ansia de involucrar a sus oyentes facilitando y alentando su participación no sólo en la radio, sino en los procesos culturales y políticos que afectan a la humanidad”.

La pedagogía radiofónica planteada por Mario Kaplan, quien fue un comunicador que no se centraba solo en comunicar y difundir sino en educar y transformar, promoviendo el pensamiento crítico.

En este mismo sentido podemos hablar de radio Satutenza, un espacio radial que tenía como objetivo educar, transformar y elevar el nivel de cultura de los colombianos. En este formaban a los campesinos. Otro ejemplo, es radio Santa María, donde hablaban de las liberaciones socioeconómicas y de contenido falso que le querían hacer entender a los adultos marginados.

Con esto, cabe resaltar que la educación y la comunicación se entrelazan, acogiendo al conocimiento, donde su propósito es intercambiar ideas en este caso (radio-audiencia). Sabemos que no ha sido fácil el tema de educar, en años anteriores y hasta el día de hoy el estado no quiere que desarrollemos conocimiento, también se han visto involucradas organizaciones armadas, que se apropiaron de la radio para hacer sus fechorías. A pesar de todo esto, la radio sigue en pie, teniendo firmeza para desmantelar a estos mismos que alguna vez causaron daños.

Entradas relacionadas

Deja tu comentario