La cultura skate en las sociedades contemporáneas

El Skate, deporte conocido por utilizar patineta o monopatín. Este instrumento es una tabla que tiene en su parte inferior dos ejes que sujetan dos ruedas cada uno. Existen diferentes tipos de patineta, según la especialidad deportiva que se quiera practicar.

La historia de esta disciplina, se origina en los años sesenta en Estados Unidos, cuando se les prohibió a los surfistas de California practicar su deporte en el mar. Ellos acondicionaron una tabla pequeña de surf con las ruedas de unos patines. Este nuevo deporte, se propagó rápidamente, alcanzando un éxito inimaginable en tan poco tiempo, ya que para los años setenta este deporte era practicado en todo el mundo

(function (d) { var js, id = «genially-embed-js», ref = d.getElementsByTagName(«script»)[0]; if (d.getElementById(id)) { return; } js = d.createElement(«script»); js.id = id; js.async = true; js.src = «https://view.genial.ly/static/embed/embed.js»; ref.parentNode.insertBefore(js, ref); }(document));

Hace 25 años esta disciplina o deporte de origen norteamericano nació en nuestro país con sólo 8 personas. Afortunadamente hoy en día ya cuenta con unos 15 mil practicantes y seguidores.

Skate o monopatín, es un deporte que llegó a Colombia hace 25 años y se caracteriza por hacer figuras, sin que los pies toquen el piso. Este deporte fue traído por colombianos que lo vieron allá y decidieron traerlo a nuestro país. No hay reglas, todo vale, desde las caídas hasta la manera de hacer los movimientos. Los más pequeños también lo practican. Existen todo tipo de saltos y piruetas que sus practicantes deben hacer para ganar, tal como el black fly, es saltar y rodar. Dicen los expertos que el secreto está en la fuerza de las piernas y el equilibrio. Ya existen en el país, profesionales que se ganan la vida practicando el skate.

El skate es prohibido en muchas zonas por el riesgo que implica tanto para el que lo practica como para los espectadores, por lo tanto, en muchos lugares colocan objetos que eviten la práctica del skate. A pesar de este tipo de estrategias institucionales para regular y controlar la práctica del skate, muchos skaters han seguido adaptando el mobiliario en los espacios públicos, actitud rebelde que ha caracterizado a muchos de ellos desde sus inicios y a través del cual parecen expresar su especial desafío simbólico para modelos adultos y para las instituciones responsables de la producción y gestión oficial del espacio público. Esta actitud, junto con su propio sistema de creencias, valores, prácticas y comportamientos, define al skate como una subcultura, es decir, como «una entidad funcional equipada con una influencia integrada sobre los individuos participantes» (Gordon, 1947: 40). Según Sarah Thornton (1997), las subculturas son grupos de personas que tienen algo en común y que comparten los mismos problemas, intereses y prácticas que las diferencian significativamente de los miembros de otros grupos sociales.

El aspecto subcultural del skate se manifiesta también en sus saludos y en un uso distintivo de la vestimenta, como por ejemplo el empleo de gorras, zapatillas de Nike, Converse, DC o Vans, y camisetas de marcas de skate, tales como Independent, Element, Santa Cruz, Flip, Girl, Chocolate, etc. También en la música que escuchan, normalmente estilos urbanos como el hip-hop, el punk y el hardcore. Asimismo, los skaters han desarrollado todo un vocabulario propio que les caracteriza como subcultura y que incluye expresiones como las siguientes: “skate or die” (un aforismo dentro de la subcultura skate cuyo significado es que nunca te canses de intentarlo, incluso aunque mueras en el intento), “skate & destroy” (una frase que se difundió y popularizó a principios de los años 80 y que simboliza la naturaleza subversiva del skate y su búsqueda continua de espacios y mobiliario urbano para la creación de nuevos trucos), “skate is not a crime” (un eslogan dentro de la subcultura skate que se refiere a la defensa de esta práctica frente a aquellas instituciones y legislaciones que la prohíben y condenan), “Sk8” (abreviatura de skate), “pro” (abreviatura de skater profesional), “cazar un truco” (bajar desde el aire hasta el suelo con la tabla y que los pies no se salgan de la tabla cuando entra en contacto con el suelo), “planchar un truco” (caer un truco sin imperfección alguna, sin tambalearse o poner las manos en el suelo al situarse sobre la tabla), “grindar” (señala la acción de deslizarse sobre un mobiliario urbano con la tabla), etc.

Muchas personas tienen una visión diferente sobre este deporte, los juzgan sin saber su condición, pero en realidad solo son personas que quieren vivir diferente y verle un lado bueno a la vida. En esta práctica deportiva ellos buscan olvidar lo que ha pasado en el resto del día, cuando patinan sienten que vuelan y solo en su mente está presente hacer lo mejor que pueden.

En Colombia aun muchas personas no entienden de que trata este deporte y solo son tachados como jóvenes que les gusta hacer estragos y consumir sustancias psicoactivas, pero no es así, de esta práctica ya existen personas que dependen del skate, además se han creado colectivos donde se dedican a enseñarle a personas a practicar el skate; como lo hizo Daniela que continuación se encontrara el documento con la entrevista realizada. https://docs.google.com/document/d/1poGpIbACIq4W2s104ctLo_uDnmENMGfr/edit?usp=sharing&ouid=116216599519078393605&rtpof=true&sd=true

Entradas relacionadas

Deja tu comentario