En cuarentena y sin computador

Desde que decretaron la cuarentena a nivel nacional el 24 de marzo, muchos pensaban en las medidas a tomar para las nuevas formas de adaptación en diferentes ámbitos, como en el transporte, el laboral y por supuesto el educativo, sin embargo, nadie se percató de un pequeño detalle que a la larga afecta al futuro pulmón económico del país. Los estudiantes universitarios son unos de los que más han recibido este golpe, por qué, muchos preguntarán, la respuesta es sencilla, no todos los que se encuentran en educación superior cuentan con un computador con especificaciones adecuadas para realizar con efectividad sus labores estudiantiles.

Del mismo modo, muchas universidades optaron no solo por adaptarse a esta nueva modalidad sino también seguir en completa normalidad, exigiendo de la misma manera como si se contará con todas las comodidades. Esto trajo como consecuencia varios factores que dejaban en desventaja a los unos sobre otros, algunos de ellos son:

  1. Trabajos de poca calidad por la falta de herramientas.
  2. Inasistencia a clases virtuales
  3. Material de estudio al cual no se podía acceder sin un Computador
  4. Perdida de notas por dificultad en las entregas
  5. Imposibilidad en trabajo práctico
  6. Pocas alternativas para la ejecución de proyectos
  7. Conocimiento incompleto
  8. Atraso en la programación académica

Estos impedimentos anteriormente mencionados, son solo unos pocos que surgen a simple vista, dependiendo del programa académico los mismos se incrementan y agudizan, el llamado es, a un poco más de comprensión por parte de los directivos de las entidades de educación superior con respecto a este tema que compete a todos, incluyendo maestros y así mismos alumnos. Una posible solución temporal sería, emplear talleres que no requieran mucho uso de estas herramientas tecnológicas para los estudiantes que no cuentan con las mismas capacidades, sin dejar la importancia de una enseñanza con buenos estándares de calidad, es posible alcanzarlo.

Entradas relacionadas

Deja tu comentario