El rol de la mujer en la Medicina

Hace ocho años, Diana Carolina Gómez Calle inició sus labores como médica oftalmóloga en el Hospital San Vicente Fundación de Medellín, pero su vínculo viene de tiempo atrás cuando era estudiante de la Universidad de Antioquia, donde obtuvo los títulos de medicina general y oftalmología, en la actualidad también es docente de esta Universidad en el área de postgrados y en la Universidad Cooperativa en el área de pregrado de Medicina.

Para Diana los ojos son la ventana del alma, considera que de los 5 sentidos que tenemos la visión es el que más nos permite conocer el mundo exterior, le creemos a lo que vemos, más que a lo escuchamos o sentimos, como oftalmóloga le gusta ayudar a los pacientes que por diversos motivos tienen dificultades visuales, brindar autonomía, independencia, capacidad de transportarse solos, mejores empleos en conclusión una mejor calidad de vida.

Esta carrera también la ha llevado por el camino de la docencia, otra de sus pasiones porque le permite heredar el conocimiento, enseñarles a otras personas sobre los cuidados visuales, que lo sepan hacer de una manera correcta y le den solución a los pacientes que lo necesitan.

Afortunadamente Diana no ha tenido inconvenientes para aspirar a cargos laborales por ser mujer, pero si ha conocido casos de colegas que por el hecho de ser mujer tienen dificultades para acceder a un puesto laboral, además cree que los cargos donde está involucrado el poder y el mando, han relegado un poco más  a la mujer a un papel secundario, porque en nuestro país no hemos tenido una mujer que sea presidenta, pocas alcaldesas y gobernadoras y podríamos tener muchas más oportunidades si Colombia fuera dirigido desde otro punto de vista. 

Hablar del día de la mujer o de la conmemoración de esta fecha le genera sentimientos encontrados porque reconoce que es un momento triste donde conmemoramos la muerte de muchas mujeres que lucharon por rescatar sus derechos y buscar la igualdad de género, pero también es un día para demostrar cariño, afecto por las mujeres que son importantes para la vida de cada persona.

Diana cree que a causa de la desigualdad Colombia es un país tercermundista, es muy desfavorable que en nuestro país todavía exista falta de oportunidades por haber nacido mujer, profesionales del género femenino que están igual de capacitadas que sus pares del género masculino, pero que no son aceptadas en pequeñas, medianas o grandes empresas sencillamente por ser mujer, este tipo de casos nos bloquea como país y como sociedad.

Entradas relacionadas

Deja tu comentario