Comunicación Social: un estereotipo de nunca acabar

Daniela Giraldo Santos, más conocida como Daniela Santos, tiene 21 años, está cursando el sexto semestre de la carrera de Comunicación Social y Periodismo en la Corporación Universitaria Uniminuto, vive en la ciudad de Medellín, en el barrio Florencia, con sus abuelos, hermana y madre.

Es una joven muy activa en sus redes sociales, le encanta escuchar música de todos los géneros, en especial, el vallenato; y como buena antioqueña indica que le gusta la bandeja paisa, pero no deja de lado la lasaña y la comida chatarra.

Actualmente está soltera, expresa que todo llega en el momento preciso, pero más adelante se imagina construyendo una familia. Nos comparte un poco sobre su niñez y explica que lo que más recuerda es jugar con sus amigos, lo «plaga» que era en el colegio y el tiempo en familia que nada reemplazará.

“Me gustaría mucho que la gente deje el estereotipo que las que estudian Comunicación Social son brutas”,  opina Daniela, al momento de hacer referencia de el por qué escogió estudiar esta carrera, no quiere que las personas sigan pensando que solo es “pararse al frente de una pantalla, hacer radio y ya”, añade que la comunicación tiene muchísimo rango, y solo quiere ir en busca de la verdad que es el principal eje del estudio, poder cambiar el mundo desde ahí, así lo expresa con una sonrisa en su rostro.

Su especialización la realizará en Comunicación Organizacional, en la universidad de Medellín, pero se idealiza viviendo fuera de Colombia, desea ir a Australia aprender inglés, porque es un idioma que le abriría las puertas laborales.

Mientras sus ojos color cafés brillan al mirar el atardecer, confiesa que después de aprender inglés, una de sus metas también es saber hablar portugués, conocer Estados Unidos, Japón, Roma, e Inglaterra.

Esta hermosa joven, con un futuro maravilloso, no se proyecta realizando otra labor que no se sea la de comunicadora, ya que toda persona que tenga un título profesional debe seguir estudiando para no ser alguien más del común, así lo manifiesta.

En esta corta edición quise mostrar un poco sobre la vida de esta talentosa joven antioqueña, que a su corta edad ya tiene muchos objetivos trazados, de los cuales ya está empezando a dar sus primeros pasos para lograrlo. Con su gran carisma así concluye Daniela “el consejo que les doy a los jóvenes que están iniciando su carrera profesional es que no se dejen apagar, entregarlo todo, hacer todo con la mejor actitud y fe”.


Entradas relacionadas

Deja tu comentario