Adversidad, sinónimo de superación

Un cierre inesperado del gimnasio donde trabajaba, apresuró sus vacaciones y con esta inoportuna situación apareció el tiempo en su vida dedicado al ocio y a la modorra, pecados que tanto detesta, pero que en la  ausencia de ocupación alguna, lo llevan a una vida monótona, sin el sonido de las pesas que golpean contra el suelo o la música de motivación que inspira el ejercicio arduo y constante en el templo del ejercicio, el gimnasio AnimalX, donde pasaba sus días rompiendo las barreras mentales de las personas que comenzaban su aventura en el “gym” con el propósito de darle un mejor cambio a su vida.

Ahora sus pensamientos se habían transformado en una utopía constante, idealizando el momento de preparar las clases con un lápiz y un papel, plasmar en una hoja lo que luego llevaría a la acción, situación que produciría decenas de palabras que se repiten con eco, chocando contra el muro del “templo”

Un – Gracias profe– sonaba de un lado a otro, pero esta amabilidad espontánea que nace del corazón y no de la razón, eran más que simple palabras, es el agradecimiento por ayudar a liberar el cuerpo del estrés, la ansiedad de las preocupaciones y las tristezas, emociones que se expanden entre las personas, como el virus que le cerró la oportunidad para consagrarse como el líder de un proyecto que tiene todos los eslabones lo suficientemente fuertes para convertirse en el mejor centro de acondicionamiento físico del Municipio de Copacabana.

Sus recuerdos efímeros se interrumpían por la realidad de la situación, mirar su entorno le hizo percatarse que, ante las dificultades, se es necesario sacar las fuerzas más profundas de la mente y el corazón, como un escalador busca el espíritu de lucha incansable cuando se dispone a superar la meta. Debía encontrar un motivo que venciera a las consecuencias nefastas del apocalipsis del siglo XXI, la pandemia del COVID-19

Hoy celebra que por lo menos ya puede salir a trotar en la mañana, y espera que todo vuelva a la normalidad lo antes posible.

Normalmente siempre encontraremos piedras de tropiezo en nuestro camino; nos hace pensar que no somos capaces de hacer las cosas, pero depende de cada persona enfrentar su adversidad y siempre buscar una buena solución, para lograr sus objetivos y poder llegar a la meta.

Entradas relacionadas

Deja tu comentario