“2020, la oveja negra del Siglo XXI”

El 2020 será recordado por el mundo entero, debido, a la no grata sorpresa de un virus que nos cogió por sorpresa, nos obligó a cambiar el frenético y superficial estilo vida social que lleva la humanidad, en un abrir y cerrar de ojos, el COVID-19 (coronavirus) ha cobrado la vida de miles de personas en el planeta entero.

Colombia no ha sido la excepción, desde el primer caso reportado en nuestro país, de una joven de 19 años, en Bogotá, proveniente de Milán, Italia, el 06 de marzo, desde entonces el país entero se paralizó, incrementando la tasa de desempleo en el país al 13%. Según informes del DANE y Corficolombiana, esta cifra podría aumentar hasta el 20%, solo en marzo se destruyeron 1,6 millones de empleos y la tasa de desempleo aumentó 1,8 puntos porcentuales el nivel más alto en los últimos 10 años. Situación que ha desencadenado un efecto negativo en los sectores económicos del territorio colombiano, especialmente, “los sectores con mayor vulnerabilidad como hoteles y restaurantes, comercio y entretenimiento” según estudio revelado por Corficolombiana, el pasado lunes 04 de mayo.

Las medidas de aislamiento preventivo obligatorio en Colombia le han dado un golpe bastante fuerte a bares, discotecas y restaurantes, que por la cuarentena han tenido que cerrar sus puertas desde hace ya varias semanas, fueron los primeros en cerrar sus establecimientos y probablemente los últimos en reabrir sus locales, debido a las estrictas medidas que ha tomado el gobierno de, Iván Duque, frente a esta pandemia. Asobares (Asociación de Bares de Colombia) de la industria del entretenimiento nocturno. Según la revista Dinero los “djs, bouncers, bartenders, meseros y otros empleados cuya rentabilidad depende de las fiestas y el ocio nocturno podrían perder sus trabajos. Tan solo en Bogotá, cerca de 10.000 bares legales generan más de 60.000 empleos directos e indirectos”

En cifras, de Asobares, en un fin de semana en la ciudad capitalina salían de fiesta unas 500.000 a un millón de personas, tan solo en 2019 sus registros económicos casi llegan a medio billón de pesos. Por esto, le piden medidas de les ayuden mantenerse como subsidios y congelar los arriendos, porque 96,6% de los bares funcionan con esta modalidad. El presidente de Asobares, Camilo Ospina, presento al Ministerio de Comercio y al Ministerio de Salud el protocolo de medidas en bioseguridad adaptadas a este sector. En el cual se proponen reglas como:

  • Distancia entre las mesas de 2 metros
  • Control de acceso en las entradas de los establecimientos, al igual como medidores de temperatura, gel antibacterial, guantes y tapabocas.
  • Limpieza y desinfección del establecimiento cada 3 horas, entre otras…

Recordemos que, este agente infeccioso tuvo como brote en la provincia de Hubei, en la ciudad de Wuhan, en China, posteriormente, se esparció desde el continente asiático hasta Europa, África, América y Oceanía paralizando la economía mundial, ocasionando crisis y pánico. Como medida sanitaria para prevenir un mayor impacto infeccioso, millones de familias enteras deben estar confinadas en sus casas, decisión tomada por la mayoría de gobiernos para salvaguardar la salud de sus habitantes.

Entradas relacionadas

Deja tu comentario