13 de noviembre de 1985

Hace 35 años Colombia vivió uno de los días más largos y tristes de su historia, incluso siendo un país tan azotado por la violencia, nada nos había preparado para semejante situación, que todavía hoy después de más de tres décadas continúa tan latente y viva como si hubiera sucedido ayer.

Armero es un municipio ubicado en el departamento del Tolima, que en la actualidad se encuentra rodeado por estructuras desgastadas y olvidadas, llenas de escombros, dolor y tragedia. Desde hace 35 años está abandonado y desolado, solo tiene la compañía de las 25.000 víctimas mortales que dejó la erupción del volcán Nevado del Ruiz.

Niños, adultos, ancianos y miles de personas quedaron devastados ese 13 de noviembre de 1985 a las 11:00 de la noche, hora que jamás podrán olvidar, pues fue en ese momento donde todo colapsó y aquello que por tantos años habían trabajo y construido desapareció en cuestión de minutos, cambiando a su paso la realidad de todos los habitantes del municipio y dejando de lado la felicidad y alegría que caracterizaba a las personas que allí vivían por que quedó transformada y sepultada por gritos y lamentos de todos aquellos que no solo perdían sus cultivos, ganado y casas, sino el tesoro más preciado: su familia.

En el siguiente reportaje radial escucharemos la voz de algunas víctimas de esta tragedia, que contarán como ha sido vivir estos 35 años después de aquel suceso, sin sus seres queridos y comenzando de nuevo en ciudades que antes les eran desconocidas, pero que en este momento son sus hogares.

Entradas relacionadas

Deja tu comentario